domingo, 27 de julio de 2008

Mi experiencia “APPLE” (I parte)


Hace unos meses me decidí a probar un ordenador de APPLE. Creo que el proceso mental que me llevó hasta ese momento de decisión es bastante común entre otros usuarios de PC que dan el salto y se animan a probar este sistema diferente. En mi caso el itinerario fue el siguiente:

- Mi portátil me resulta poco práctico porque cuando lo compré, hace 4 años, opté por un rendimiento alto en detrimento de otras características: movilidad (pesa mucho), autonomía (la batería no le dura nada) y conectividad (no tiene wifi).

- Dado que mi ordenador sigue siendo útil porque lo compré potente, no tenía demasiad urgencia en cambiar pero sí ganas de poder transportar mi herramienta conmigo.

- Investigando sobre las opciones existentes la gama de los más ligeros me llevó a darme de narices con los SONY VAIO serie TZ (una maravilla de ordenadores) y el MACBOOK AIR (de APPLE). En el primer caso, la opción era segura. En el segundo, el atractivo era probar a trabajar con MAC.

- Dado que no iba a ser mi único ordenador por el momento, las carencias del MACBOOK AIR no me preocupaban demasiado (poco disco duro, un solo puerto USB y ausencia de unidad lectora de CD/DVD). Por el contrario, la compra tenía un componente de “capricho” que me permitían arriesgarme a probar con la ventaja de disponer de el portátil más fino del mercado (hicieron su presentación sacándolo de un sobre).

- Finalmente lo compré. Aunque también me compré una unidad óptica para leer CD y DVD porque la de mi portátil ya no funciona.

Una vez realizada la compra se abrió un campo de experimentos para descubrir qué de nuevo tiene este “mundo APPLE” en el que tantos forofos he encontrado y que transmite un mensaje tan positivo (como imagen de marca han logrado una eficacia asombrosa).

El itinerario está lleno de tropezones, atascos y ayudas que me han permitido ir avanzando y conocer algo mejor el mundo al otro lado del espejo (más allá de Windows). La conclusión, por el momento, es que toda idea extrema está equivocada, así que el sistema operativo de los MAC no es infalible, no es maravilloso, no deja de colgarse o dar fallos y por supuesto que echas de menos algunas cosas de Windows. Sin embargo, no cabe duda de que el resultado de sus productos está más probado, más asegurado y son versiones mucho más completas que aportan soluciones a las necesidades del usuario. Los mensajes de error sirven realmente de ayuda y están fundamentados. Todo el proceso se cuida, desde la atención al cliente durante la compra hasta el trato posventa, con atención técnica en línea, ayudas de producto y de hardware a través de su tienda.

Ahora, lo mejor ha sido encontrar a una inmensa red de aficionados que aportan toda la información necesaria para que el usuario novato de APPLE no se sienta perdido. Gracias a los foros de Internet, a los podcast, a los blogs de expertos y “macniacos” he logrado resolver casi todos mis problemas y dudas con el ordenador. También me he encontrado usuarios de MAC en mi entorno, creándose un lazo divertido entre personas que ahora nos identificamos como “conocedores” de esta otra realidad que nos gusta. Es realmente divertido comprobar cómo la marca ha logrado que el usuario se sienta orgulloso de formar parte de ella. Sigo fascinada por el componente de marketing de su estrategia y asombrada sobre todo por lo poco controlable que puede ser crear algo así. ¿Surge espontáneamente o se dirige? Me cuesta pensar que este resultado haya sido planificado.

No obstante también entre los fanáticos hay ceguera: a mí me faltan algunas cosas que uso en el PC y que aquí no encuentro. Seguramente la carencia esté compensada por otras cosas pero no reconocer que hay diferencias es el primer paso para no poder ser objetivo o argumentar con cierto rigor.

Yo voy a intentar en esta entrada y alguna más hacer un resumen de los pasos que he ido dando en mi adaptación al sistema de APPLE, por si puede servir de ayuda a otros usuarios. Dado que no soy una experta en informática, mi visión puede conectar con la de usuarios de conocimiento básico, como el mío. Así que espero que sea útil.

De momento he preparado el siguiente guion:

[II PARTE] La adquisición :: diseño :: software :: ayudas en Internet (foros, blogs, podcast… ) :: primeros fallos :: los programas incluidos.

[III PARTE] Experiencias concretas :: programas que he probado :: problemas aún no resueltos :: expectativas con el iphone.


Espero que a alguien le pueda resultar útil.

3 comentarios:

Isabel María G. Herranz dijo...

Muchas gracias por tu generosidad Marta.

Seguro que a muchos tus comentarios nos resultan de gran utilidad.

Saludos, y ¡felices vacaciones!

Laura Pintos dijo...

Tu primer párrafo del itinerario podría haberlo escrito yo misma. Yo también elegí precio y funcionalidad antes que movilidad y ahora eso me resulta un engorro de lo más problemático (me condiciona toda la agenda el tener que cargar con el "portátil", vaya eufemismo!). Yo me he inclinado por adquirir como segundo ordenador movible, este de verdad, un Asus eee. Está en camino, cuando lo tenga probaré y contaré, siguiendo tu ejemplo, mi experiencia. A mí los Mac me gustan ,mucho para trabajar en diseño, fotografía y maquetación. Luego tiene más que ver con un capricho si uno sólo utiliza programas de texto y navegadores. Mucha suerte!

Marta Reguero dijo...

Me interesará mucho conocer tu experiencia con el ASUSS porque es una de las marcas que estuve valorando. Tienen una pinta genial.
Es cierto que los MAC son más útiles para diseño. Para mí el mayor atractivo del AIRBOOK (aparte de su peso) es lo preparadísimo que viene para la vida inalámbrica. Ni un solo cable para nada. ahora conviven ambos, el finito y transportable (una gozada) y el pesadote (que más que portátil es un ordenador de sobremesa). De momento no he encontrado grandes inconvenientes por trabajar con APPLE, sobre todo temiendo el Windows Vista que creo que da un paso atrás en cuanto a la evolución de los sistemas operativos y copia mucho al de MAC. Ya me contarás cómo responde tu nuevo amigo... BSS